dilluns, 7 de febrer de 2011

¡OH CAPITÁN, MI CAPITÁN!

'''¡Oh Capitán! ¡Mi Capitán!'''


I

¡Oh Capitán! ¡Mi capitán! Nuestro espantoso viaje ha concluido;
El barco ha enfrentado cada tormento, el premio que buscamos fue ganado;
El puerto está cerca, las campanas oigo, toda la gente regocijada,
Mientras los ojos siguen la firme quilla de la severa y osada nave:
          Pero ¡oh corazón! ¡Corazón! ¡Corazón!
          Oh las sangrantes gotas rojas,

          Cuando en la cubierta yace mi Capitán
                Caído, frío y muerto.


II

¡Oh Capitán! ¡Mi capitán! Levántate y escucha las campanas;
Levántate —por ti se ha arriado la bandera— por ti trinan los clarines;
Por ti ramos y coronas con cintas— por ti una multitud en las riberas;
Por ti ellos claman, el oscilante gentío, sus ansiosos rostros a ti se vuelven;
          ¡Arriba Capitán! ¡Querido padre!
          Este brazo bajo tu cabeza;

          Es tan sólo un sueño aquél en la cubierta,
                Tú has caído frío y muerto.


III

Mi Capitán no responde, sus labios están pálidos y quietos;
Mi padre no siente mi brazo, no tiene pulso ni voluntad;
El barco se encuentra anclado sano y salvo, su viaje concluido y terminado;
De una horrorosa travesía, el barco vencedor, viene con un objeto conquistado;
          ¡Regocíjense, oh riberas y repiquen, oh campanas!
          Pero yo, con lúgubre andar

          Camino la cubierta donde yace mi Capitán,
                Caído, frío y muerto.



Carpe diem, Oh capitán, mi capitán...de què us sona això?


3 comentaris:

isabel ha dit...

En este poema de Walt Whitman, se podría resumir la película: " El Club de los poetas muertos"; el capitán es el profesor que los lleva a la libertad, y como en el poema el capitán muere, la expulsión del capitán simboliza la muerte.

Un claro reflejo de la hipocresía de la sociedad, en particular en su aspecto educativo.

Felicidades, como siempre, los temas muy acertados.

santi ha dit...

Qué rebonica que eres! Decídete ya con el blog, jamía!!!

Lola Steiner ha dit...

Mola mucho. Mucho.