dimecres, 23 de març de 2011

DES DE EL VENTANO

Amnistía Internacional ha pedido hoy a las autoridades de Egipto que investiguen las graves denuncias de tortura –incluida la realización forzosa de “pruebas de virginidad”– infligidas por el ejército a manifestantes detenidas en la plaza de Tahrir este mismo mes.


Después de la violenta operación emprendida por el ejército el 9 de marzo para expulsar a los manifestantes de la plaza, al menos 18 mujeres fueron puestas bajo custodia militar. Las manifestantes han contado a la organización que las golpearon, les aplicaron descargas eléctricas, las sometieron a registros corporales sin ropa mientras soldados varones las fotografiaban, y luego las obligaron a someterse a “pruebas de virginidad” y las amenazaron con acusarlas de prostitución.

Salwa Hosseini, una de las detenidas, de 20 años de edad, relató a Amnistía Internacional que, tras ser detenida y conducida a una prisión militar en Heikstep, la obligaron, junto con las demás mujeres, a quitarse toda la ropa para ser registrada por una guardia de la prisión, en una habitación con las puertas abiertas y una ventana.

Durante el registro sin ropa, Salwa Hosseini afirma que unos soldados se asomaron a la habitación y tomaron fotografías de las mujeres desnudas. Después, un hombre con bata blanca las sometió a “pruebas de virginidad” en otra habitación. Las amenazaron con que, “las que no sean vírgenes", serían acusadas de prostitución.

Las mujeres comparecieron ante un tribunal militar el 11 de marzo y quedaron en libertad el 13 de marzo. Varias fueron condenadas a penas condicionales de un año de prisión. La ONG se opone a que se juzgue a civiles ante tribunales militares en Egipto, "ya que estos tribunales tienen un historial de juicios injustos, y en ellos se restringe severamente el derecho de apelación".

elventano.blogspot.com

El camí encara és llarg.

3 comentaris:

Magda ha dit...

Sí, llarg i difícil. El Ventano és un bon lloc lloc per treure-hi el cap i com a mínim assabentar-se'n. M'agrada que et serveixin les meves recomanacions.

Bona nit, Santi.

Lola Steiner ha dit...

Qué fort, deu meu!

santi ha dit...

Magda, les teves recomanacions són sempre benvingudes, les teves paraules emanen solvència.
Doncs sí, Lola, sí, com dèia Stéphane Hessel, motius per indignar-nos no en falten, no.